Y ya no eres tú

Pensamientos llenos ahora de rostros imaginarios.

Remake de sueños para las nuevas generaciones,

soliloquio, ahora, que sólo habla de mí,

ensayo denso de productividad.

Vaivén tranquilo de mi respiración

que denota la serenidad de quien te relata.

Jura el corazón que ya no te extraña, y

sabe que miente si te vuelve a ver.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Into the forest

Bosque1

Se ha venido a vivir a una bosque. Un bosque denso, lleno de árboles y de vida. Y aquí pretende hacerse una casa, pero por más que mira no encuentra la madera para construirla. Hay árboles, sí, pero no ve por ningún lado las herramientas. Así que se sienta sobre la húmeda tierra a mirar.

Hace frío, el invierno le arropa, y la noche le visita marchándose por la mañana y dejándole indiferente hasta su vuelta.

Los días se suceden y no para de imaginar su nueva casa, rediseñandola en su mente a cada hora. Perfecta es para él como cualquier fantasía.

Se levanta decidido a tomar los recursos que el bosque le proporciona, pero no encuentra las herramientas así que cava con las manos hasta hacerse daño. Es inútil. Se sienta de nuevo a contemplar.

Mira desde la lejanía de su interior los blancos colores, monótonos, esperando pacientemente a la primavera. Todo con actitud positiva pero pasiva.

Solo se ha venido a este bosque, y aunque no le guste, aquí puede sentir y expresar sin aparentar.

La primavera llegará desde dentro de él y ella traerá las herramientas que necesita. Así su casa hará, pero pequeña será pues no necesitará más inquilinos ya que aunque el invierno le prive de herramientas o calor, le regala la paciencia y el amor propio que necesita.

Hace mucho tiempo un hombre se perdió en el bosque, hoy, para ese asceta el bosque es su hogar.

-George, who is out there somewhere in the dark. George, who is good to me and whom I revile. Who understand me and whom I push off. Who can make me laugh and I choke it back in my throat. Who can hold me at night so that’s warm and whom I will bite so there is blood. Who keeps learning the games we play as quickly I can change the rules. Who can make me happy and I do not wish to be happy, and yes, I do wish to be happy…

-Who’s afraid of Virginia Woolf-

Publicado en Arte, Uncategorized | Deja un comentario

Transgénicos en Europa

¿Realmente se está gestionando bien el uso de cultivos transgénicos en Europa?

Los transgénicos no son algo nuevo y tampoco los productos derivados de ellos. Llevan entre nosotros varias décadas y mucho se ha hablado de ellos. La mayoría de los argumentos a favor como muchísimos en contra están basados en el desconocimiento, la exageración y el populismo.

Publicidad en contra

Transgénico en perfecto estado

A día de hoy se cultivan en el mundo una gran variedad de especies transgénicas como el maíz o la soja (más del 70% de la soja producida mundialmente es transgénica [fuente]). La legislación europea prohíbe el cultivo de cualquier especie transgénica para consumo humano, sin embargo, está permitida la importación de productos derivados de ellas. Fíjese la próxima vez que compre cualquier alimento procesado y se dará cuenta de que la mayoría contiene soja o proteína de soja (la cual tiene un alto porcentaje de ser transgénica).

Alimento especificado con soja transgénica

El verdadero problema aquí es la “fuga de genes”. Al modificar o introducir un gen, estamos creando combinaciones nuevas que no se encuentran de manera natural en la especie. El transgénico será a todos los efectos como una planta normal la cual se cruzara como las plantas normales y sus genes se dispersarán todo lo que la naturaleza les permita.

Un claro ejemplo de lo que puede suceder por la fuga de genes (es broma)

Ahí es donde la sociedad puede encontrarse con un problema, pues el efecto que pueda ocasionar es desconocido. El hecho de obtener plantas resistentes a insectos, a herbicidas o a hongos hace que la relación que mantienen estos con el cultivo varíe. Así podrá dar lugar a plagas mas resistentes, o que la plaga ataque a otro cultivo o planta silvestre diferente, que puede ser el lugar de puesta de huevos de otro insecto, que a su vez…

Lo curioso es que sí está permitido el cultivo de transgénicos para consumo animal. Y aquí está la incongruencia, pues la fuga de genes se da igual.
De hecho, hay normativas para agricultores de transgénicos y de producción ecológica para evitar la “contaminación”. Pero como es difícil ponerle puertas al campo, se aceptan los cultivos ecológicos si su cruce con transgénicos es inferior al 0.9%. Entonces… ¿siguen siendo ecológicos?…

En definitiva, nos enfrentamos a un abismo al que no se le ve el fondo. Y es que cuando todo esta conectado y entrelazado entre si, cualquier pequeño cambio afecta a todos.

De todas formas cosas parecidas se han dado a lo largo de la historia: la revolucion industrial, el uso de ondas electromagneticas o las prospecciones de gas y petroleo. Quizás la diferencia es que a día de hoy las preguntas que nos hacemos son distintas. Si nos hubieramos hecho esas preguntas con anterioridad realmente estaríamos mejor? o estaríamos claramente peor?…

El avance de esta tecnología es imparable, y sus beneficios son innegables, pero ¿podemos manejarla de manera más eficiente?

Un árbol por jardín

España se queda sola en el cultivo de transgénicos
Europa reabrirá la reforma legislativa sobre el cultivo de los transgénicos
Wikipedia – Organismos genéticamente modificados

Publicado en Agrónomo, Ecología, Ecosistemas, Transgénicos | Etiquetado , , | Deja un comentario

La calidad del Clavel

El clavel, Dianthus caryophyllus, es una de las más famosas Flores de corte que se comercializan hoy en día en todo el mundo. Hasta 2011, según el Magrama, es la segunda flor de corte cultivada después de la rosa.

Por ello es importante conocer cuáles son las características que le aportan su valor de mercado:

  • Rigidez y longitud del tallo
  • Presencia o ausencia de brotes laterales
  • Número de flores por vara
  • Tamaño de la flor
  • Peso
  • Estado sanitario
  • Ausencia de defectos.

Existen dos tipos principales de claveles, el estándar o de una única flor y los de racimo o spray en los que varias flores de menor tamaño componen el mismo tallo. Entonces el número de brotes o flores por vara estará bien valorado para los de racimo pero no para los de una única flor terminal.

Clavel terminal

Clavel terminal. (florsana.es)

Claveles en racimo o spray
Claveles en racimo o spray. (perezguarinos.wordpress.com)

De todas formas, el carácter que más determina el precio final del clavel es la rigidez y longitud del tallo. Este es un elemento fácilmente medible y que se rige por dos parámetros básicos. El primero es la longitud y es directamente proporcional al precio de la flor, a mayor longitud más caro y de mejor calidad será. El segundo parámetro es el ángulo que se deforma cuando lo sujetamos horizontalmente una pulgada antes del punto de corte. Cuanto menos se deforme de mejor calidad será el clavel, pero a partir de 30º se considera que no cumple el mínimo y será de baja calidad (Reid, 2013).

Otro aspecto del clavel en el que habría que fijarse sería en el tamaño de la flor o de las flores, buscando aquellos que tuvieran una mayor longitud y anchura. Además el clavel debe estar en un buen estado sanitario donde, entre otras cosas, no se aprecien daños por thrips, minadores o manchas foliares.

Daños thrips

Daños thrips. (autor)

Daños y manchas en hojas. (autor)

 

Para terminar, un buen consejo para la duración de los claveles en casa, es que no se compren todos abiertos por completo. En el momento en que el capullo está lo suficientemente abierto y se ve el color del clavel éste se abrirá completamente en el florero bajo unas buenas condiciones. Así si compramos un ramo, de cualquier tipo de clavel, es interesante que casi un tercio de ellos estén completamente abiertos, que otro tercio  sean capullos donde se aprecie el color de la flor, y que el tercio restante estén en algún punto intermedio. A partir de aquí y con mimo, tenemos garantizada una buena duración de las flores en casa.

 

Source:
http://postharvest.ucdavis.edu/pfornamentals/Carnation/

http://superfloralretailing.com/issues/2011/07/pdf/CFOM0711.pdf

Publicado en Agrónomo, Flores, Ornamentales | Deja un comentario

La conspiración vegetariana sobre la energía

Continuando con la temática de los dos últimos post (1 y 2) vamos a desarrollar el tema de la conspiración vegetariana.

Partiendo del siguiente argumento: Ser vegetariano es energéticamente más rentable por que se consume mucha menos energía; Voy a desvelar el verdadero mensaje de dominación mundial que subyace…

Partiendo del concepto de Productividad Marginal supongamos una situación en que existan 150 kg de lechuga y una oveja de peso similar. Si fuésemos vegetarianos nos comeríamos la lechuga y competiríamos por ella con la oveja, pero si somos carnívoros devoraríamos a la oveja y la lechuga sería toda para nosotros. Si introducimos más elementos en la ecuación, como por ejemplo un lobo, el vegetariano haría lo mismo ¿pero qué haría el carnívoro?.

Teniendo en cuenta que todas las especies tienen rendimientos de asimilación y producción 100kg de lechuga, cuando son consumidos por la oveja serán menos kilogramos de carne, y de la misma forma serán menos kilogramos de lobo. Esa materia al fin y al cabo es energía, por tanto, se está desperdiciando. Así, si nos comemos al lobo no sólo nos alimentamos, si no que evitamos que la carne de las futuras presas del animal sea transformada de forma ineficiente.
Se deduce por tanto que lo más sano para el universo, a fin de ahorrar energía es arrasar con los supercarnívoros, luego con los carnívoros , luego los herbívoros para acabar comiendo sólo vegetales… es decir, ¡nos convertiríamos todos en vegetarianos!
Así en este mundo hay 3 tipos de personas:
1: Los vegetarianos laxos. Vegetarianos poco concienciados en el ahorro energético y que sólo comen vegetales desde un principio.
2: Los vegetarianos inconscientes. O también llamados carnívoros, que no se dan cuenta del final tan verde que les espera.
3: Los vegetarianos radicales. La facción más dura, los mártires de la creación. Es tal su devoción que arriesgan su salud por su cruzada. Vegetarianos que sólo consumen carne de los más despiadados animales, de los que están en la cima de la pirámide. La sociedad de estos individuos es secreta, dicen que tienen un saludo especial para reconocerse y que los más radicales consumen carne del mayor depredador de todos… ¡el hombre!

… Después de que te hayas quedado impresionado y asustado por la verdad que nunca debió ser revelada, es necesario aclarar que la tierra es un sistema abierto, es decir recibe energía del sol y la que tiene la libera al universo. Por eso es absurdo tener en cuenta el rendimiento energético en la alimentación con un propósito ecológico. El único problema energético relacionado con la alimentación es cuando se pasa hambre. Se habla del exceso de desperdicios, pero estos forman parte de un ciclo cerrado. Si todo el mundo pudiese comer, los desperdicios de materia y energía podrían ser enormes que no preocuparían a nadie por este motivo.

Publicado en Agrónomo, Ecología, Ecosistemas | Deja un comentario

Aclaraciones al post de la producción

Visto el éxito rotundo que tuvo el post anterior, (“La producción secundaria y los vegetarianos“) y dado que he recibido un correo increpándome a mi persona y a mis pokemons, voy a desarrollar un poco más el tema aclarando los conceptos y reflexionando nuevamente sobre la eficiencia.

Para comenzar  vamos a puntualizar:
Todos los datos referidos son en Peso Seco, es decir, no se tiene en cuenta el contenido en agua.
Se denomina Eficiencia de asimilación (A/C) al porcentaje de materia o energía que el organismo absorbe por cada unidad consumida. Para aclararlo: las heces y demás excreciones no se asimilan.
Se denomina Eficiencia de producción al porcentaje de materia o energía que se incorpora al organismo (denominada biomasa). Es decir, de lo asimilado una parte se quema en la respiración y otra parte forma los tejidos incrementando el peso o materia del individuo (producción).

Una vez dicho esto, hablemos de los datos de referencia.
La tabla presenta unos datos genéricos, estimados para cada grupo. Estos grupos, como se puede apreciar, son muy amplios. El ser humano está en el mismo saco que los cerdos, los elefantes, las ardillas, las ballenas, los osos polares o los zorros del desierto.
Así, basándonos en las definiciones anteriores, se puede deducir que las eficiencias para distintas especies de un mismo grupo pueden ser muy dispares:
Primero por el tipo de alimento, no es lo mismo carne magra, grasa o krill. Los contenidos en nutrientes asimilables varían.
Segundo por las condiciones climáticas en las que vive la especie. El gasto en mantener el calor corporal no es el mismo para animales polares, acuáticos o tropicales.
Tercero por las características propias de la especie como puede ser la edad o tasa de renovación. Los individuos jóvenes al crecer incrementan su biomasa, sin embargo, los adultos principalmente invierten lo consumido en la respiración y el mantenimiento. Así poblaciones (incluso dentro de la misma especie) donde haya mayor número de individuos jóvenes tendrán unas eficiencias de producción superiores a las de poblaciones más longevas.

Por ello usar los datos para realizar cálculos y que den valores concretos para una especie es absurdo. Si una persona consume 0.5 kg de comida seca al día, en un año son 182.5 kg, en 10 años 1825 kg. Si aplicamos el rendimiento para un carnívoro homeotermo (0.016) habrá ganado 29.2 kg. ¿Es poco? ¿Es mucho?. Dependerá de si esos 10 años son de los 13 a los 23 o de los 70 a los 80. Un bebé no consume medio kilogramo de materia seca al día ni tampoco tendrá el mismo metabolismo que un señor de 40.
Con esto aclaro que los datos son medios estimados para poblaciones, para ver la tendencia general de un ecosistema. No se pueden sacar datos concretos para un individuo pero si analizar el resultado de una alimentación u otra.

Para acabar, y como dato final somo un 65 – 75% agua (según wikipedia), así que no saquemos cálculos apresurados…

 

 

Publicado en Agrónomo, Ecología, Ecosistemas, Uncategorized | Deja un comentario

La producción secundaria y los vegetarianos

Ha llegado a mis oídos con bastante frecuencia eso de “Una ventaja de ser vegetariano es que los vegetales se asimilan mejor y en más cantidad que la carne”. Bueno, dejadme discrepar. El siguiente texto trata de contradecir esa hipótesis y a ver el mundo desde una perspectiva más “ecológica” (de ecólogo) y menos “ecológica” (de señor con rastas y litrona).

Presento la siguiente tabla que nos muestra la eficiencia de asimilación y de producción de diferentes tipos de animales, según Heal & Mclean (1980)

Eficiencias asimilacion y produccion heterotrofos

Eficiencias de asimilación y producción en heterótrofos según Heal &Mclean (1980)

A/C: Materia asimilada frente a la consumida
P/A: Materia transformada (producción) frente a la asimilada

Como se aprecia en la tabla para los vertebrados homeotermos (segmento en el que nos encontramos) a igualdad de cantidad de materia consumida la asimilación de carne es un 37,5% mayor que la asimilación de vegetales. ¿Cómo se pueden interpretar estos datos?
Lo primero es que los resultados de la tabla son valores por cantidad de energía o materia seca. Los vegetales presentan un contenido mayor en agua que los productos cárnicos, y este agua aunque puede pasar al cuerpo no se contabiliza como asimilada ni como partícipe de la biomasa animal. Además los vegetales presentan un mayor número de compuestos no asimilables como la fibra que acaba “saliendo del organismo”.
La conclusión es que el consumo de vegetales es menos eficiente que el de carne, es decir, desperdiciamos más energía..

Eficiencias de asimilación de Heterótrofos

Eficiencias de asimilación de Heterótrofos

Por tanto, ¿Podríamos decir que ser carnívoro es más respetuoso con el medio ambiente?… Yo diría que no. Hagamos los cálculos:
Si multiplicamos A/C * P/A obtenemos P/C , es decir, lo que nuestro organismo obtiene por cada unidad consumida de alimento.


Como se ve es más eficiente la producción de biomasa a partir de carne que de plantas, pero lo que sucede es que esa carne de la que nos alimentamos ha pasado antes por un herbívoro, entonces las tasas de producción se multiplican. Si el carnívoro produce un 0.016 y el herbívoro un 0.01, realmente como el alimento (la materia) ha pasado primero por el “animal vegetariano” el rendimiento productivo del carnívoro será 0.1 * 0.016 = 0.0016. Así pues, aunque los vegetales cueste más digerirlos el balance global es energéticamente más rentable.

Si eres como yo, que no podrías dejar de comer carne y quieres un mundo más eficiente deberías apostar por el consumo de insectos. Tu balance final sería de 0.00256, ¡la cuarta parte que un vegetariano!.
Si  crees que no es suficiente y que eres vegetariano por que así ayudas al medio ambiente mejor que te hagas insecto o que dejes este mundo, por que esto funciona así…

Bueno, y aquí acaba esta extraña reflexión, Espero que los carnívoros (entre los que me incluyo) no se hayan ofendido, pero sobre todo espero que los vegetarianos no me hayan malinterpretado. Esto no ha sido un argumento contra ellos, ha sido desmentir lo que ya he escuchado más de una vez.

Publicado en Agrónomo, Ecología, Ecosistemas | Deja un comentario

Ciclos de Nutrientes y energía de los ecosistemas

Es sabido que las plantas toman nutrientes del suelo. ¿Nunca se acaban estos nutrientes? ¿siempre se pueden convertir estos en producción vegetal?.
Antes de comenzar, definamos unos conceptos para los nuevos en la materia:
Autótrofo: Son aquellos organismos que se nutren a partir de compuestos inorgánicos. No de otros seres vivos. Son por ejemplo las plantas y las algas.
Heterótrofo: Son aquellos organismos que depredan a otros para obtener de ellos los nutrientes que necesitan. Son por ejemplo los herbívoros o carnívoros.
Detritívoros o saprófagos: Son aquellos organismos que se alimentan de los restos de otros seres vivos que han muerto. Son por ejemplo algunos hongos y bacterias.
Biomasa: Es la cantidad de materia acumulada de un individuo o sistema. Por ejemplo, un trébol tiene menos biomasa que un roble, o una hormiga que un elefante.
Nivel trófico: Conjunto de seres vivos que ocupan un lugar equivalente en la cadena alimenticia. Habría un nivel trófico de autótrofos por ejemplo.

Esquema ciclo nutrientes

Las flechas moradas indican los nutrientes sólidos y las amarillas los gaseosos

Ciclo de nutrientes
Entonces el ciclo de nutrientes podría comenzar de esta manera. Los autótrofos (plantas y algas) toman nutrientes inorgánicos del suelo (fósforo, nitrógeno, potasio, hierro, etc…) y los convierten en tejidos gracias a la energía del sol. Estos nutrientes inorgánicos del suelo, convertidos ahora en biomasa vegetal son ingeridos por los animales herbáceos, invertebrados y vertebrados, incorporándolos.  De la misma forma cuando un carnívoro depreda agrega los nutrientes de su presa a su propio cuerpo.
Llegará un momento en que un ser vivo de cualquier nivel trófico muera. Este será descompuesto por hongos y bacterias (detritos),que degradarán los tejidos del cadáver hasta este quedar reducido a nutrientes básicos que podrán de nuevo ser tomados por los autótrofos.
Así comienza de nuevo el ciclo, pasando los elementos inorgánicos de unos individuos a otros ya sean en forma de proteína, de hormona, de grasa, etc…
Además estos procesos de fijación de nutrientes por parte de los individuos genera unos residuos gaseosos, que son el oxígeno para las plantas y el dióxido de carbono para los animales.

Flujo de energía:
Todo en esta vida para funcionar necesita  energía. Por eso este ciclo de nutrientes propio de los ecosistemas necesita de energía que los mueva. El sol es el motor del planeta, este emite radiación y una parte muy pequeña sera utilizada por los autótrofos. Con ella, los nutrientes del suelo y el dióxido de carbono de la atmósfera serán combinados para crear moléculas complejas que formarán las estructuras de la planta. La energía del sol quedará entonces “guardada” en los enlaces internos de las moléculas. Por eso a partir de aquí, los herbívoros (y los carnívoros de igual manera) obtienen la energía a partir de la rotura de estos enlaces, y emplearán parte de esta en formar sus propias moléculas. Este proceso se denomina respiración.
La transformación de esta energía no es perfecta, por lo que en cada proceso una parte se pierde como calor al entorno.

Energía auxiliar:
Hemos hablado anteriormente de la energía que queda fijada en la producción de biomasa de los organismos, pero esta no es suficiente para que el sistema se mantenga. Así se denomina energía auxiliar a aquella energía que no queda fijada como biomasa, que no participa en la producción. Esta energía es la que pone a disposición de los productores primarios (autótrofos) los nutrientes. Esta energía se traduce en el clima, los vientos, las corrientes marinas o los propios potenciales hídricos del suelo, etc..
Esta energía es indispensable. En un medio marino por ejemplo, las algas viven en superficie donde reciben la luz del sol y los nutrientes tienden a irse al fondo, por lo que es necesaria esa corriente marina que movilice los minerales hasta la superficie donde puedan ser aprovechados.

Publicado en Agrónomo, Ecología, Ecosistemas, Nutrientes | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Edafología, pH y nutrientes.

El famoso pH está definido técnicamente como el menos logaritmo de la concentración de cationes hidrógenos.  pH= -log [H+]

La verdad que definido así esto te deja indiferente, de modo que voy a intentar explicarlo un poco más agradable.

Pues bien, en cualquier disolución aparte de otras cosas que puedan haber, habrá además “flotando” por allí iones con carga positiva (cationes) e iones con carga negativa (aniones). Pues el pH no es más que una forma de medir cuantos de esos son cationes de hidrógeno (H+).

Cuando regamos o llueve, el agua que entra en el suelo “disuelve” parte de los nutrientes (que son iones). Pues bien, la cantidad de H+ que se incorporen a esa disolución determinará el tipo de nutrientes que se disuelva también. Entonces el valor de este pH nos informará acerca de cual es el nutriente más abundante en ese suelo en concreto y así conocer qué podemos plantar o si tiene alguna carencia.

El pH como muchos sabréis es una escala entre 1 y 14. Siendo 1 el valor más ácido, 14 el más básico y 7 el valor neutro que corresponde al agua pura.
En el caso de los suelos aunque puede haber valores entre 3 y 12, lo normal es que lo más ácido sea 5,5 y lo más básico 8,5.
En la siguiente tabla vemos como se distribuyen estos nutrientes:

Rango de nutrientes en función del pH

Publicado en Agrónomo, Ecología, Edafología, Nutrientes, pH | Etiquetado , | Deja un comentario