Aclaraciones al post de la producción

Visto el éxito rotundo que tuvo el post anterior, (“La producción secundaria y los vegetarianos“) y dado que he recibido un correo increpándome a mi persona y a mis pokemons, voy a desarrollar un poco más el tema aclarando los conceptos y reflexionando nuevamente sobre la eficiencia.

Para comenzar  vamos a puntualizar:
Todos los datos referidos son en Peso Seco, es decir, no se tiene en cuenta el contenido en agua.
Se denomina Eficiencia de asimilación (A/C) al porcentaje de materia o energía que el organismo absorbe por cada unidad consumida. Para aclararlo: las heces y demás excreciones no se asimilan.
Se denomina Eficiencia de producción al porcentaje de materia o energía que se incorpora al organismo (denominada biomasa). Es decir, de lo asimilado una parte se quema en la respiración y otra parte forma los tejidos incrementando el peso o materia del individuo (producción).

Una vez dicho esto, hablemos de los datos de referencia.
La tabla presenta unos datos genéricos, estimados para cada grupo. Estos grupos, como se puede apreciar, son muy amplios. El ser humano está en el mismo saco que los cerdos, los elefantes, las ardillas, las ballenas, los osos polares o los zorros del desierto.
Así, basándonos en las definiciones anteriores, se puede deducir que las eficiencias para distintas especies de un mismo grupo pueden ser muy dispares:
Primero por el tipo de alimento, no es lo mismo carne magra, grasa o krill. Los contenidos en nutrientes asimilables varían.
Segundo por las condiciones climáticas en las que vive la especie. El gasto en mantener el calor corporal no es el mismo para animales polares, acuáticos o tropicales.
Tercero por las características propias de la especie como puede ser la edad o tasa de renovación. Los individuos jóvenes al crecer incrementan su biomasa, sin embargo, los adultos principalmente invierten lo consumido en la respiración y el mantenimiento. Así poblaciones (incluso dentro de la misma especie) donde haya mayor número de individuos jóvenes tendrán unas eficiencias de producción superiores a las de poblaciones más longevas.

Por ello usar los datos para realizar cálculos y que den valores concretos para una especie es absurdo. Si una persona consume 0.5 kg de comida seca al día, en un año son 182.5 kg, en 10 años 1825 kg. Si aplicamos el rendimiento para un carnívoro homeotermo (0.016) habrá ganado 29.2 kg. ¿Es poco? ¿Es mucho?. Dependerá de si esos 10 años son de los 13 a los 23 o de los 70 a los 80. Un bebé no consume medio kilogramo de materia seca al día ni tampoco tendrá el mismo metabolismo que un señor de 40.
Con esto aclaro que los datos son medios estimados para poblaciones, para ver la tendencia general de un ecosistema. No se pueden sacar datos concretos para un individuo pero si analizar el resultado de una alimentación u otra.

Para acabar, y como dato final somo un 65 – 75% agua (según wikipedia), así que no saquemos cálculos apresurados…

 

 

Anuncios

Acerca de AgroLobo

Ingeniero Agrícola, Pintor y Pianista...
Esta entrada fue publicada en Agrónomo, Ecología, Ecosistemas, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s