La calidad del Clavel

El clavel, Dianthus caryophyllus, es una de las más famosas Flores de corte que se comercializan hoy en día en todo el mundo. Hasta 2011, según el Magrama, es la segunda flor de corte cultivada después de la rosa.

Por ello es importante conocer cuáles son las características que le aportan su valor de mercado:

  • Rigidez y longitud del tallo
  • Presencia o ausencia de brotes laterales
  • Número de flores por vara
  • Tamaño de la flor
  • Peso
  • Estado sanitario
  • Ausencia de defectos.

Existen dos tipos principales de claveles, el estándar o de una única flor y los de racimo o spray en los que varias flores de menor tamaño componen el mismo tallo. Entonces el número de brotes o flores por vara estará bien valorado para los de racimo pero no para los de una única flor terminal.

Clavel terminal

Clavel terminal. (florsana.es)

Claveles en racimo o spray
Claveles en racimo o spray. (perezguarinos.wordpress.com)

De todas formas, el carácter que más determina el precio final del clavel es la rigidez y longitud del tallo. Este es un elemento fácilmente medible y que se rige por dos parámetros básicos. El primero es la longitud y es directamente proporcional al precio de la flor, a mayor longitud más caro y de mejor calidad será. El segundo parámetro es el ángulo que se deforma cuando lo sujetamos horizontalmente una pulgada antes del punto de corte. Cuanto menos se deforme de mejor calidad será el clavel, pero a partir de 30º se considera que no cumple el mínimo y será de baja calidad (Reid, 2013).

Otro aspecto del clavel en el que habría que fijarse sería en el tamaño de la flor o de las flores, buscando aquellos que tuvieran una mayor longitud y anchura. Además el clavel debe estar en un buen estado sanitario donde, entre otras cosas, no se aprecien daños por thrips, minadores o manchas foliares.

Daños thrips

Daños thrips. (autor)

Daños y manchas en hojas. (autor)

 

Para terminar, un buen consejo para la duración de los claveles en casa, es que no se compren todos abiertos por completo. En el momento en que el capullo está lo suficientemente abierto y se ve el color del clavel éste se abrirá completamente en el florero bajo unas buenas condiciones. Así si compramos un ramo, de cualquier tipo de clavel, es interesante que casi un tercio de ellos estén completamente abiertos, que otro tercio  sean capullos donde se aprecie el color de la flor, y que el tercio restante estén en algún punto intermedio. A partir de aquí y con mimo, tenemos garantizada una buena duración de las flores en casa.

 

Source:
http://postharvest.ucdavis.edu/pfornamentals/Carnation/

http://superfloralretailing.com/issues/2011/07/pdf/CFOM0711.pdf

Anuncios

Acerca de AgroLobo

Ingeniero Agrícola, Pintor y Pianista...
Esta entrada fue publicada en Agrónomo, Flores, Ornamentales. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s